0

Por qué me gusta...



El invierno nos invita siempre a la intimidad de nuestro hogar - aunque los días se van notando que se alargan-, aún apetece quedarse dentro. El epítome de un rincón acogedor en una casa es que tenga una chimenea - al menos para mí-. 

Probablemente porque nunca he tenido una, me imagino que sería muy acogedor y atractivo para encender un fuego en los días más fríos y sombríos del invierno. Las chimeneas pueden ser de diferentes formas y estilos, y pueden convertirse rápidamente en el punto focal de una habitación

Sin embargo, la habitación y el estilo del habitante definirán cómo será - moderno, retro, clásico, bohemio, ecléctico, escandinavo, etc... -. El salón de arriba se muestra con una chimenea, pero aún así no es el punto focal de la misma.  

Este interior se ve muy contemporáneo y sofisticado -El cuarto limpio, neutro y despejado con sus formas y líneas orgánicas redondeadas se yuxtaponen, domina el uso de materiales naturales como la madera y el juego de los textiles. Pero permitirme resumir los tres puntos principales que me llamó la atención:

  1. Texturas y textiles dentro del conjunto de la habitación, ya sea en el suelo como en la tapicería o cojines. 
  2. Los balcones con contraventanas antiguas decapadas, enmarcando y dotando de más altura, por donde entra mucha luz.
  3. El conjunto del mobiliario, tan distinto pero unificándolos con los textiles y colores.

¿ y a ti? que es lo que más te ha llamado la atención. Feliz fin de semana.



Imagen: Romain Ricard

No hay comentarios

¡¡GRACIAS POR TU COMENTARIO!!