0

Por qué me gusta...



El perfecto ejemplo de eclecticismo es esta imagen, una suma de piezas distintas, que me ha enamorado. Es una convivencia equilibrada de piezas antiguas y modernas, de diferentes procedencias. Es reseñable el juego de texturas: hierro, fibras naturales, etc..., que enriquece la decoración. 

Me encanta como han jugado con las formas, tanto de las butacas, la lámpara, el sofá e incluso en la mesa de café, un mix entre formas redondas, cuadradas y rectangulares, pero veamos mis tres principales puntos:

  1. La alfombra antigua, de estilo clásico, que tan magníficamente queda abrazando al conjunto.
  2. Las butacas de diferentes formas y color, junto al taburete de metacrilato.
  3. La lámpara de forma ovalada que se desprende del techo.
Un conjunto de lo  más original, ¿no crees? ¿cual es tu pieza favorita?

Que paséis un buen fin de semana. 

Imagen:  via French by desing



No hay comentarios

¡¡GRACIAS POR TU COMENTARIO!!