1

Por qué me gusta...


Aunque reconozco no ser muy amigo de este estilo que tan de moda se ha puesto, en cuanto vi la imagen me vi sentado en esa misma sala, no en el sofa que también, sino en la butaca de oficina negra disfrutnado de mi lectura, vease también al lado el revistero.

Este comedor con el blanco como color predominante con muebles funcionales y lineas simples, acompañado de maderas en mesa y patas  con el gris en los textiles del mobiliario y aportando esa nota de color, el amarillo. Ese color que parece que da tanto miedo usar pero que en su dosis justa puede ser lo que marque la diferencia y que haga que todo lo demás resalte. Aquí lo han utilizado en la obra de arte enmarcada y en algunos textiles.

En conjunto un lugar donde me gustaría estar si fuera mi casa y a la vez recibir a amigos donde pasar buenos ratos de tertulia y risas.

¿Qué os parece a vosotr@s?

Imagen: stadshem

1 comentario:

  1. A mi es que los tonos grises me parecen perfectos para un ambiente muy masculino. Aportan elegancia y equilibrio. Me encanta Pedro¡¡ :)

    ResponderEliminar

¡¡GRACIAS POR TU COMENTARIO!!